FICHA DE LIBRO

EL EVANGELIO DE MARCOS. II
Análisis lingüístico y comentario exegético


JUAN MATEOS-FERNANDO CAMACHO

Ediciones El Almendro

 

En este segundo volumen se comentan los capítulos 6 al 10 del evangelio de Marcos. Al igual que el primer volumen está lleno de novedades exegéticas, como resultado de la aplicación de refinado análisis filológico y literario, expresado en un lenguaje llano y asequible al lector medio. Con este comentario, el evangelio de Marcos renace para iluminar la labor cristiana de nuestro tiempo.

RESEÑA APARECIDA EN EL PAÍS

HACIA UNA NUEVA HUMANIDAD

Coinciden los especialistas en que el Evangelio de Marcos es el primero de los cuatro evangelios que se escribió. En lo que no están de acuerdo es en su fecha de composición. La mayoría considera que la mas fiable podía ser entre los años 65 y 75 del siglo I después de Cristo. Los autores de este comentario se alinean con quienes adelantan la fecha de composición en 20 años, situándola en la década de los cuarenta. Para ello se apoyan en investigaciones recientes, como la llevada a cabo por O'Callaghan, que identifica un fragmento de papiro de los documentos de Qumrán (conocido como 7Q5) con un texto de Marcos (Mc 6, 52-53). El propio evangelio, según ellos, ofrece datos concluyentes en favor de una datación tan temprana. Si se diera por válida esta fecha de composición, Marcos se convertiría en el libro más madrugador del Nuevo Testamento, ganando en antigüedad. a la primera carta de Pablo a los cristianos de Tesalónica, redactada en tomo al año 49 después de Cristo. Esta es una de las aportaciones más significativas del presente comentario.

Marcos utiliza un griego sencillo y popular y posee una gran fuerza expresiva. Así puede conectar mejor con sus destinatarios, que son gente del pueblo, y transmitirles de manera asequible un mensaje teológico muy elaborado. Escribe en presente para dar actualidad a la enseñanza y la actividad de Jesús. Pero eso no significa que pertenezca al género histórico. Se trata de un evangelio, es decir; de un texto que narra la Buena noticia de la liberación de Jesús, que está enraizada en la historia, si bien la supera. Elabora una cristología narrativa con el recurso frecuente a sentidos figurados o simbólicos: “Figuras y símbolos son representaciones literarias de datos históricos" (página 16).

Mateos y Camacho dejan claro que Marcos no tiene intención de escribir una biografía de Jesús ni ofrecer un retrato de su personalidad. Sólo describe lo que considera excepcional y ejemplar en él, presentándolo como modelo de conducta. Jesús aparece como Mesías, pero no dentro de la tradición del mesías davídico que restauraría Israel y lo colocaría en situación de dominio sobre los otros pueblos, sino como mesías sufriente, ejecutado por los dirigentes, según el texto clave del evangelio, Mc 8, 27-33. A partir de ahí hace una severa crítica del poder y propone el servicio como actitud alterativa en las relaciones humanas: Mc 10, 4245.

La idea central de la teología de Marcos es la inminencia de la llegada del reinado de Dios, que Mateos y Camacho entienden en sentido inclusivo y global como la construcción de una nueva humanidad formada por todos los pueblos, sin discriminaciones por razones religiosas, sociales, culturales o étnicas. La nueva religión de Jesús se caracteriza por la apertura, la igualdad y el universalismo, frente al exclusivismo y el autoritarismo de la religión oficial.

Ese evangelio sirvió de base para la redacción de los otros dos sinópticos, Mateo y Lucas. Estamos ante una de las primeras fuentes escritas del cristianismo, que los autores de este Comentario analizan a través de las técnicas lingüísticas y los métodos exegéticos más modernos. Queda por aparecer el tercer volu­men que completará esta trilogía de alto valor científico.

JUAN JOSE TAMAYO